Las cortinas, tienen un origen.

En Cortinajes Ana sabemos que todo tiene un origen por eso te invitamos a que descubras el origen de nuestro producto estrella: las cortinas.

Al principio la cortina representaba la presencia de Dios en medio de los hombres. La Biblia la nombra como nube luminosa que acoge al pueblo nuevo, presentándose así como un símbolo de protección.

En la época medieval surge el dosel ceremonial que protege el paso de los nobles, como un gran cubrecabezas para adorar y a cuyo paso inclinarse.

Con el Renacimiento, la cortina se transforma en adorno real: los nobles adquieren los tejidos en Oriente y adornan los corredores de sus palacios.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En el Barroco, con el nacimiento de la escenografía y el amor por los drapeados, nace el culto por los cortinajes entendidos como ornamento.

En el siglo XIX el gusto se orientará hacia un estilo más limpio y puro, dominará el blanco.
En el siglo XX nos encontramos frente a los ejemplos de la arquitectura moderna capaz de ofrecer una nueva calidad de vida. Así las cortinas se adaptan a cualquier tipo de exigencia, desde decorar una habitación, a oscurecer un espacio…
Hoy existe una amplia variedad de cortinas que se aptan perfectamente a cada tipo de hogar y situación requerida por el cliente y en Cortinajes Ana te ayudamos a que elijas la que más te convenga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>