Paneles japoneses, una gran opción decorativa

paneles japoneses

Cómo decorar una estancia suele generar un mar de dudas. Qué estilo utilizar, qué maderas escoger, el color del sofá y otras muchas interrogantes pueden llegar a generar agobio. Sin embargo, a la hora de escoger cortinas, la decisión puede ser muy sencilla. Escoge paneles japoneses.

Qué son los paneles japoneses

Los paneles japoneses están formados por muchos paneles de tela, colocados verticalmente, sujetos a un riel y contrapesados en la parte inferior. Estas placas o paneles de tela son más o menos estrechos, de manera que pueden desplazarse por un riel para abrirlos o cerrarlos según se requiera.

Las telas suelen ir tintadas o directamente estampadas. Esto permite una mayor variedad de colores y motivos. Incluso se pueden insertar dibujos realistas y fotografías, que pueden ser de ciudades, paisajes naturales o personas, entre otros.

Por qué escoger paneles japoneses

 paneles japoneses

Existen diferentes razones por las que escoger los paneles japoneses para colocar delante de las ventanas. En las siguientes líneas te indicamos algunas que de seguro te convencerán.

  • Combinables. Este tipo de paneles pueden combinar con casi cualquier tipo de decoración. La versatilidad de las telas hacen que encajen en diferentes ambientes y estilos modernos. Aceptan multitud de colores e incluso estampados.
  • Facilidad de instalación. A diferencia de otros sistemas este permite una instalación que no requerirá grandes obras. Esa sencillez también está relacionada con la durabilidad, ya que al no tener mecanismos complicados, tampoco supondrá continuos problemas.
  • La luz. Otra razón más para poner paneles japoneses es la luz. El sistema de paneles permite una regulación perfecta de la entrada de la claridad. Incluso se pueden combinar translúcidos y opacos. Unos pueden dejarse durante el día, para que entre la luz y los otros extenderse al atardecer para preservar la intimidad.
  • Económicos. Por último decir que el tipo de telas empleados para la construcción de los paneles japoneses son generalmente más económicas que las empleadas para las cortinas habituales. Esto quiere decir que esta opción también supondrá un ahorro.

Cambiar las cortinas, ¿ha llegado el momento?

Cambiar las cortinas

Para muchas personas su casa refleja como ninguna otra cosa su personalidad y su estilo de vida. Por eso, siempre están pensando como introducir pequeñas o grandes mejoras, para estar más cómodos y para que su vivienda tenga un mejor aspecto. Son muchos los detalles que componen un hogar y, salvo que tengamos una situación económica muy desahogada, parece difícil que podamos renovarlos todos a la vez y cada poco tiempo. Así que, es muy importante que decidamos qué partes de nuestra casa necesitan más una renovación. Uno de los grandes olvidados suelen ser las cortinas. Sin embargo, no podemos olvidar que se trata del objeto decorativo que a buen seguro ocupa una mayor superficie de nuestra vivienda. Para que siempre esté en las mejores condiciones, veamos cuándo es necesario cambiar las cortinas.

Cómo saber que ha llegado el momento de cambiar las cortinas

Cambiar las cortinas

Veamos de manera esquemática cómo saber que ha llegado el momento de cambiar las cortinas de nuestro hogar:

  • Decoración. Si hemos cambiado la decoración de nuestra casa es posible que las cortinas ya no queden bien. Lo más adecuado es buscar modelos que encajen mejor.
  • Desgaste. Unas cortinas descoloridas, desgastadas o incluso rotas pueden arruinar el aspecto de nuestra vivienda, si nos pasa, ha llegado el momento de apostar por nuevos modelos.
  • Anticuadas. Puede que las cortinas estén en perfecto estado, pero se vean pasadas de moda. La decoración ha evolucionado mucho en los últimos años, por eso las cortinas de nuestro hogar se pueden ver totalmente anticuadas, en ese caso, lo mejor es sustituirlas por unas nuevas.
  • Poco prácticas. Si vemos que por cualquier razón las cortinas nos resultan poco prácticas, lo mejor es cambiarlas por otras. Esto puede ocurrir, por ejemplo, si no se puede abrir bien la ventana.

Ahora ya sabes si ha llegado el momento de cambiar las cortinas.